Ortodoncia invisible: Invisalign vs. Incognito

Desde hace ya varios años ya no es necesario renunciar a la estética de la sonrisa mientras se corrigen los dientes a través de la ortodoncia.

Tanto las personas adultas como las jóvenes pueden optar por tratamientos muy discretos que no son evidentes ante los demás.

Aparatos dentales como los brackets transparentes -de zafiro-, la ortodoncia lingual (Incognito) o Invisalign ofrecen no solo efectividad en los resultados, sino también la tranquilidad de que la apariencia de la sonrisa no se ve alterada.

Una vez que tienes claro que lo que prima para ti es la estética, ¿qué tratamientos puedes elegir?

La gran mayoría de veces, nuestros pacientes se decantan por la ortodoncia invisible, es decir, Invisalign o Incognito.

¿Qué son Invisalign y la ortodoncia lingual?

Invisalign e Incognito son sistemas conocidos como ortodoncia invisible, pues son mucho más discretos que las técnicas convencionales.

Además, se trata de los únicos aparatos ortodóncicos que se fabrican de manera individualizada.

Alineadores transparentes de Invisalign

La ortodoncia invisible Invisalign es un método basado en férulas transparentes y extraíbles que se realizan a medida de la boca de cada persona.

A través de una planificación por parte del ortodoncista, estos alineadores realizan micromovimientos para colocar los dientes en la posición deseada.

Dichas férulas deben cambiarse cada 2 semanas.

Brackets invisibles de Incognito

Por otra parte, la ortodoncia lingual es el resultado de la tecnología de brackets más avanzada.

El aparato se coloca en la cara interna de los dientes, lo que lo convierte en la única ortodoncia 100% invisible.

Los brackets están confeccionados a medida del paciente, en una aleación de oro, gracias a un software informático que garantiza la máxima precisión en la corrección de la sonrisa.

El tamaño de la aparatología es inferior al de los brackets metálicos tradicionales, facilitando el periodo de adaptación de la persona.

 

¿Ortodoncia removible o fija?

La principal diferencia entre ambos aparatos es que Invisalign es removible y los brackets linguales son fijos.

Dependiendo de los hábitos de vida del paciente, una ortodoncia fija puede ser mucho más ventajosa que una de quita y pon, o viceversa.

Molestias y tiempo de uso

Por ejemplo, si a la persona le resulta complicado mantener una disciplina en cuanto al uso de los alienadores, será más positivo el hecho de que sea fija.

No obstante, si por el contrario se trata de alguien que se compromete a llevar las férulas durante el tiempo mínimo recomendado –22 horas diarias– será más cómodo.

Los juegos de férulas se cambian cada 2 semanas y realizan un movimiento aproximado de 025 milímetros.

Se trata de un cambio constante aunque muy leve, por eso este sistema suele generar menos incomodidad que otros aparatos ortodóncicos.

Invisalign e Incognito son tratamientos de ortodoncia
invisible muy demandados por personas que quieren
corregir su sonrisa sin que afecte a su estética

Periodo de adaptación

Las molestias ocasionadas por la ortodoncia pueden alargarse en función de cada persona, pues el dolor es una sensación subjetiva.

Por lo general, el periodo de adaptación puede durar entre 7 y 10 días, pero en el caso de Incognito es posible que dura algo más.

Esto se debe a que la lengua está en contacto directo con los brackets.

Invisalign, al contrario, resulta más ventajoso para la persona y no suele interferir en su vida social y laboral.

Multident San Miguel | Multident San Juan de Lurigancho | Clínica de Ortodoncia y Alta Estética – Los Olivos | Términos y Política de Privacidad

  • Facebook
  • Instagram
  • Email
  • Twitter
  • YouTube
  • LinkedIn
  • Whatsapp

Multident San Juan de Lurigancho
Clínica de Ortodoncia y Alta Estética – Los Olivos
Multident San Miguel
Términos y Política de Privacidad

  • Facebook
  • Instagram
  • Email
  • Twitter
  • YouTube
  • LinkedIn
  • Whatsapp