Seleccione una pregunta

1. Como cepillarte con brackets

Aprender a cepillarte los dientes con brackets puede parecer una hazaña casi imposible al principio, pero si conoces los procedimientos y herramientas adecuadas para hacerlo verás que se trata de un proceso algo tedioso pero sencillo, además es esencial hacerlo correctamente para evitar enfermedades bucales, mal aliento y la acumulación de sarro.

¿Cómo debe ser el cepillado?
Para lograr que el roce de los brackets sobre las encías se minimice debes utilizar un cepillo dental con cerdas suaves, de esta manera podrás prevenir un posible sangrado o la aparición de lesiones

Cepillo interdental
Existen cepillos especiales para ortodoncia conocidos como interdental y están diseñados especialmente para que logres una mejor y fácil limpieza. Con ellos podrás limpiar adecuadamente los espacios interdentales, evitando la acumulación de placa que origina bacterias por los restos de comida atascados entre los dientes y los brackets.

La crema dental
Para aplicar la crema dental, es importante que humedezcas el cepillo, de esta forma vas a obtener una limpieza más eficaz en la ortodoncia, busca siempre una crema que contenga flúor para que la sensibilidad disminuya.

Hilo dental para brackets una vez al día
Si estás bajo el tratamiento de ortodoncia es importante que utilices al menos una vez al día hilo dental. Aunque puede ser una tarea un tanto molesta pasar el hilo entre los dientes, este impedirá la acumulación de placa y así evitaras infecciones bucodentales.

Utiliza enjuague bucal
Si el hilo y el cepillo dental no eliminan en su totalidad los restos de comida y placa bacteriana acumulada en tus dientes y brackets, el enjuague bucal es el complemento perfecto. En personas con ortodoncia el enjuague ayuda a reducir la hinchazón de encías y mejillas, además de prevenir el desarrollo de gingivitis.

Limpia tus aparatos removibles
Al utilizar retenedores removibles o aparatos de ortodoncia, es importante que los limpies a diario. Haz que sean parte de tu rutina diaria, límpialos antes de irte a la cama. No utilices agua caliente ya que existe la probabilidad de deformarlos y asegúrate de seguir al pie de la letra las instrucciones de tu dentista.

 

2. Hábitos que se deben dejar de lado al tener brackets

Existen ciertos hábitos que no se deben practicar cuando se tiene ortodoncia, pueden resultar peligrosos, entorpecen el trabajo de los aparatos e incluso pueden llegar a dañarlos, te recomendamos que evites hacer lo siguiente:

• Los caramelos y chicles son demasiado pegajosos y difíciles de disolver, se enredan en los brackets y fomenta la creación de caries al tener un gran exceso de azúcar.
• Aquellos alimentos que tienen una gran cantidad de azúcar pueden ser peligrosos, se filtran como si fueran cemento entre los brackets y causan caries. Los alimentos que son demasiado duros o crujientes como las semillas, palomitas de maíz o frutos secos al ser masticados se rompen en miles de trozos diminutos, que luego se incrustan y son difíciles de sacar.
• Alimentos ácidos o picantes si entran en contacto con las zonas irritadas causan dolor, además pueden ser los motivos principales de la aparición de roturas o ulceras bucales.
• Al terminar de comer el cepillado se hace rutina, incluso al estar fuera de casa por eso es importante llevar contigo un bolso pequeño con cepillo, hilo y pasta de dientes, en el caso que no sea posible cepillarte en la calle por lo menos enjuaga la boca con agua después de comer, para que los restos alimenticios no se queden atrapados entre los frenos y dientes.

Asistir a controles mensuales con el ortodoncista y continuar con las limpiezas dentales por lo menos cada 6 meses, será parte de la rutina, al verte en el espejo no solo debes comprobar que tus dientes estén limpios también hay que revisar el funcionamiento de los soportes y alambres.

 

3. ¿Sabes qué son las aftas bucales?

Las aftas son pequeñas protuberancias blancas o llagas rodeadas por una zona enrojecida. Si bien las aftas no son contagiosas, se las suele confundir con el herpes labial, causado por el virus del herpes. Quizá sea útil recordar que las aftas aparecen dentro de la boca, mientras que el herpes labial usualmente lo hace fuera de ella. Las aftas pueden repetirse y ser menores (pequeñas), mayores (grandes) o herpetiformes (múltiples, en grupos o en racimos).

Las aftas son afecciones comunes y suelen reaparecer. Si bien no se conoce la causa exacta de las mismas, algunos expertos creen que pueden verse involucrados problemas del sistema inmunológico, bacterias o virus. Factores como el estrés, los traumas, las alergias, el tabaquismo, la deficiencia de hierro u otras vitaminas y la herencia también contribuyen a que una persona sea más propensa a padecer aftas.

Suelen tener una forma redondeada u oval, con una base amarillenta rodeada de un halo rojizo.

Su diámetro varía entre 3-8 mm. y puede ser una lesión única o pueden formar grupos de hasta 20 o más. Primero, producen ardor o picor intenso, antes de que aparezca la lesión (de 1-3 días).

Son muy dolorosas, a pesar de su pequeño tamaño. Estas lesiones curan espontáneamente en 10-14 días, sin dejar cicatriz. No suelen acompañarse de fiebre a no ser que se sobre infecten.

Su causa es desconocida, aunque se considera que pueda estar relacionado con una reacción inmunológica frente a las bacterias comunes de la flora bucal, falta de vitaminas, estrés, cambios hormonales y alergias alimentarias.

También existe cierta predisposición genética.

En el caso de las aftas de origen traumático, suelen derivarse de una herida en la mucosa bucal causada por el cepillo de dientes, prótesis dentales, mordeduras en la pared de la boca o la lengua, la ingestión de alimentos o bebidas muy calientes.

Cualquier persona puede tener aftas. Las mujeres son más propensas a contraerlas que los hombres. Las aftas pueden ser hereditarias.

Síntomas

En la mayoría de los casos, las aftas aparecen en las superficies interiores de las mejillas y los labios, la lengua, la superficie superior de la boca y la base de las encías.

Los síntomas incluyen:

  • Una o más manchas o protuberancias rojas y dolorosas que se transforman en una úlcera abierta
  • Un centro de color blanco o amarillo
  • Un tamaño pequeño (casi siempre de menos de un tercio de pulgada, o 1 centímetro de diámetro)
  • Un color gris justo antes de comenzar a sanar

Los síntomas menos comunes incluyen:

1   Fiebre

2   Malestar o indisposición general (malestar general)

3   Ganglios linfáticos inflamados

El dolor por lo general disminuye en un período de 7 a 10 días. Pueden pasar de 1 a 3 semanas para que las aftas sanen por completo. Las úlceras más grandes pueden tardar más tiempo en sanar.

Tratamiento

Las aftas suelen curarse después de 7 a10 días, si bien los brotes recurrentes son comunes. Los ungüentos tópicos de venta libre y los analgésicos proporcionan alivio temporal. El uso de enjuagues bucales antimicrobianos ayuda a reducir la irritación. A veces, se recetan antibióticos para reducir una infección secundaria, en los casos que no desaparezcan dentro de los términos descritos lo aconsejable es acudir al odontólogo.

 

4. Diastemas, ¿defecto o moda?

El diastema es un espacio o hueco entre dos dientes. Aparece con mayor frecuencia entre los dos incisivos centrales superiores. Sin embargo, los huecos pueden aparecer entre otros dientes. Más allá de si supone o no un problema estético, lo cierto es que tener los dientes separados puede dar lugar a problemas posteriores o puede ser debido a una patología dental, que se puede prevenir aplicando el tratamiento apropiado.

Este rasgo tan característico de los niños de corta edad tiende a corregirse con el paso del tiempo, normalmente cuando cambian sus dientes de leche por la dentición definitiva, pues las piezas dentales permanentes son más grandes que los temporales. Sin embargo, y aunque no es lo más habitual, algunas personas mantienen los diastemas al llegar a la edad adulta. Cuando esto sucede, la separación entre dientes ya no se corrige de forma natural, sino que habría que recurrir a un ortodontista.

Los diastemas se han convertido en los últimos años en una tendencia. Y es que, la apariencia dulce y aniñada que aporta a la sonrisa ha hecho que algunos famosos y celebrities lo hayan convertido en su seña de identidad.

Causas

Esta separación puede ser producto por discrepancias entre las piezas dentales y los maxilares, si los dientes son muy pequeños para los maxilares puede presentar espacios interdentales.

Otro de los motivos es la inserción del frenillo labial superior, el cual se encuentra entre los dos centrales y en ocasiones puede ocupar parte del espacio entre las dos piezas dentales, desplazando de manera opuesta a cada uno provocando diastema muy notorio.

Este hueco formado también aparece en personas que tienen unos incisivos laterales demasiado pequeños. Esto da pie a que los centrales se distancien tratando de cerrar el espacio restante.

Tratamiento del diastema

A veces, un diastema es parte de un conjunto de problemas que requieren un tratamiento de ortodoncia. En otros casos, un diastema es el único problema. Sin embargo, algunas personas pueden buscar tratamiento por razones estéticas.

Cuando el problema del diastema es un frenillo labial demasiado grande la solución pasa por practicar una frenectomía. La frenectomía es una cirugía que implica la extirpación quirúrgica del frenillo labial. Si la frenectomía se realiza en un niño pequeño, el espacio puede cerrarse por sí solo. Cuando se hace en un niño mayor o a un adulto, puede que tenga que ser cerrado con ayuda.

Si la separación es causada por la enfermedad periodontal, es necesario un tratamiento específico para la enfermedad. En cualquier caso, el tratamiento de la enfermedad es la prioridad.

 

5. ¿Cuándo debería llevar a mi hijo al ortodontista por primera vez?

Algunos expertos en ortodoncia consideran que un tratamiento precoz, entre seis y ocho años, con aparatos móviles (Ortopedia Funcional de los Maxilares) es una alternativa que demora mucho el tiempo de tratamiento. Prefieren los tratamientos más tardíos con aparatos ortopédicos asociados a la ortodoncia fija, como una alternativa más eficaz. Simultáneamente, otros profesionales inician sus tratamientos de ortodoncia infantil en niños más jóvenes, con el objetivo de corregir los problemas de ortodoncia y funcionales.

Aunque la edad ideal para tratar las maloclusiones dentales varía en función de su tipo y gravedad, también es cierto que lo más eficaz es comenzar las visitas al ortodoncista antes de que se presente el problema en sí. Es por eso que se recomienda la primera visita alrededor de los 6 años, donde el ortodoncista podrá valorar tanto la posición como la mordida (oclusión) de los dientes y el crecimiento de los huesos maxilares y determinar si es necesario iniciar algún tratamiento.

¿Por qué se recomienda a partir de los seis años?

La edad recomendada de seis años no es casual, sino que coincide con un periodo dentario trascendental que se conoce con el nombre de “dentición mixta”, que se produce entre los 6 y los 12 años.

Por dentición mixta entendemos la etapa en la que los dientes temporales conviven con los definitivos, ya que los primeros son reemplazados progresivamente por los segundos.

Este periodo se inicia con la erupción de los primeros molares definitivos superiores e inferiores. Estos son los dientes que más pronto salen (entre los seis y los siete años) y tienen gran importancia para el posterior desarrollo de la boca.

La verdad es que, a pesar de las diferencias, no se puede asegurar que un tratamiento sea mejor que el otro. Y tampoco se puede decir que hay una edad fija para empezar el tratamiento de ortodoncia infantil, visto que existen un conjunto de factores que influyen en la decisión de su médico, como, por ejemplo:

  • Los problemas ortopédicos (desarrollo óseo) y funcionales (respiración y masticación) que tenga el niño.
  • La colaboración del niño y su familia en el proceso. Si no se siguen al pie de la letra las recomendaciones del profesional los resultados no serán visibles.
  • La autoestima del niño. Un niño que no sonríe porque no le gustan sus dientes va a generar problemas de desarrollo emocional. La intervención del odontólogo infantil deberá ser, en este caso, lo más rápida posible para la salud mental de este niño.

Importancia de la ortodoncia temprana: Existe 2 tratamiento para el diastema

  • Ortodoncia Interceptaba

Por tanto, ponerse en manos del ortodoncista de manera temprana facilita que, a los 12 años, se hayan solucionado dos cuestiones.

En primer lugar, que cuando se produzca la erupción de los segundos molares permanentes -que son las últimas piezas en salir, con excepción de las muelas del juicio- todos los dientes encajen correctamente. En segundo lugar, el tratamiento en edad infantil permite la corrección del crecimiento inadecuado de los huesos maxilares.

Con ello, la ortodoncia interceptaba permite mejorar el alineamiento y la mordida de los dientes, así como evitar recurrir a procedimientos más drásticos o complicados en la edad adulta.

Los llamados aparatos de “quitar y poner” se emplean en los niños más pequeños que aún cuentan con dentición temporal y mixta, qué consisten en unas placas fabricadas con materiales acrílicos que se sostienen en la arcada dental mediante unos ganchos de sujeción.

Se utilizan para corregir la mordida cruzada posterior, expandir la arcada dentaria o provocar determinados desplazamientos de los dientes.

Su uso es muy sencillo y los niños se familiarizan con el aparato rápidamente, esta placa debe ser colocada en la boca durante varias horas al día, en función de las indicaciones del ortodoncista, pero en este caso, al ser la ortodoncia removible -o de “quita y pon”– es imprescindible tener en cuenta que la eficacia de los resultados está directamente relacionada con su tiempo de uso.

 

  • Ortodoncia fija (brackets)

Dentro de los aparatos fijos, los más conocidos son los brackets, que se colocan una vez que se han sustituido los dientes temporales, alrededor de los 12 años.

En los casos donde los niños que han llevado ortodoncia interceptaba en el pasado y que posteriormente, cuando llegan a la adolescencia, necesitan brackets.

Sin embargo, en este caso, el tratamiento será mucho más sencillo que si no se hubiera llevado antes ningún tipo de ortodoncia.

Independiente del tratamiento, una visita periódica al profesional nos ayudará a determinar los procedimientos adecuados en los niños y siempre recordar tener una buena higiene bucodental.

 

6. Brackets en los niños: cómo y cuándo se deben poner

Las enfermedades bucales y dentales en los niños son comunes y se recomienda una visita a temprana edad al odontólogo para su debido tratamiento, pero una visita al ortodoncista se recomienda a partir de los 5 años. Los huesos de cabeza y cuello están en crecimiento y se puede intervenir para aumentar o disminuir el desarrollo de uno o de ambos maxilares. También se debe tener en cuenta el momento en que los dientes de leche empiezan a caer y ser sustituidos por los dientes finales.

Antes y después de los dientes de leche

La caída de los dientes de leche marca un antes y un después en la dentadura de los niños, y también permite ver el estado de los huesos maxilares para determinar si es necesario iniciar con un tratamiento correctivo y así evitar intervenciones mayores. 

En este periodo se recomienda un tratamiento de ortodoncia interceptaba que consisten en aparatos removibles que los niños pueden portar para realizar correcciones a temprana edad. Estos aparatos se recomiendan ser usado en la noche y algunas horas del día.

Una vez se complete la erupción de los dientes definitivos, se pueden usar métodos de ortodoncia fija o brackets que se cementarán a los dientes y no se mueven.

Brackets metálicos

A esta edad los recomendados son los Brackets metálicos, ya que son un sistema eficaz y a la vez económico. Estos pueden no ser los más estéticos, pero se destacan por su facilidad de higiene y para los niños se utilizan gomas de colores que se pueden intercambiar cada mes brindando así una amplia gama de combinaciones que suelen ser de gran atractivo para los más pequeños, permitiendo a los niños asociar la ortodoncia con algo divertido.

Además de ser un sistema de ortodoncia fijo, previene que los niños pierdan los aparatos o los dejen olvidados en cualquier lugar.

Gracias a los avances en la ortodoncia, el proceso para colocar los brackets en los niños es más siempre siendo así una experiencia mucho más cómoda y rápida para ellos.

Higiene dental después de los brackets

Si bien la ortodoncia no daña los dientes, una mala higiene bucodental si pueden hacerlo. Es por eso por lo que se recomienda a los padres educar a los hijos sobre la importancia de tener una buena higiene dental y evitar así enfermedades mayores como una caries.

“Recuerden que un cepillado después de cada comida es esencial y las visitas al odontólogo para su control.”

7. Ortodoncia invisible. La mejor opción para ti.

¿Qué es?  La ortodoncia invisible

Es una alternativa al tratamiento convencional de brackets metálicos que ayuda a solucionar problemas de apilamiento, diastemas o sobremordida sin afectar estéticamente nuestra boca ya que consiste en unos alineadores que prácticamente no se aprecian y se pueden extraer de forma sencilla, los cuales se fabrican en plástico mediante programas de moldeado en 3D que simulan virtualmente la dentadura desde que empieza el tratamiento y durante la duración del mismo hasta llegar a la posición deseada.

Cada cierto tiempo el ortodoncista realizará cambio de los alineadores con la finalidad de lograr los dientes totalmente alineados.

Cómo funciona

En primer lugar, hay que acudir a una revisión con el especialista en ortodoncia para poder valorar si el tratamiento es apto para el problema que queremos solucionar.

Una vez realizado el estudio, se toman modelos de la boca y mediante un software 3D se crea un tratamiento virtual, planeando el movimiento de cada uno de los dientes desde su posición actual hasta la posición deseada.

Se confeccionan los alineadores transparentes y hechos a medida que se irán cambiando de forma periódica para un enderezamiento progresivo de los dientes.

Los alineadores irán consiguiendo los movimientos de los dientes, siendo necesario cambiarlos aproximadamente cada dos semanas.

Ventajas de la ortodoncia invisible

  • Los alineadores se fabrican a la medida gracias a la tecnología virtual 3D.
  • Son una solución eficaz desde el primer momento.
  • Al ser extraíbles, actividades diarias como comer, beber o cepillarse se pueden hacer sin ningún problema ayudando a mantener una correcta higiene bucal.
  • Dado el material, no ocasionan roces, llagas o heridas.
  • Su comodidad es mayor, ya que no modificarán la forma de la cara con el alineamiento de los dientes.
  • Tiene menos efectos secundarios indeseados al final del tratamiento: gingivitis, manchas en las piezas dentales o caries.
  • La ortodoncia invisible actúa más rápido que cualquier otro tipo de ortodoncias.

 

Cuidados

Para que el tratamiento de ortodoncia invisible sea efectivo, este puede tener una duración entre 9 a 18 meses según la posición inicial de los dientes. Además, el alineador debe permanecer puesto diariamente mínimo 22 horas para evitar fallas en el resultado final planificado.

Se debe asistir a los controles programados por el profesional para el reajuste de los alineadores.

Mantener una correcta higiene bucal, ya que una boca sana permite que cualquier tipo de tratamiento funcione de la mejor manera.

 

8. Lo que debes saber sobre los retenedores fijos

Los retenedores fijos son unos hilos trenzados de metal que se cementan en la cara interna de tus dientes, se adapta a la forma específica de tus dientes para asegurarnos de que no hay tensión al fijarlo. No se notan porque quedan por detrás de los dientes y solo en los dientes anteriores. Es una retención muy duradera y suele mantenerse años sin necesidad de renovarla.

Si has tenido una enfermedad periodontal (perdida del hueso alrededor de los dientes) y tus dientes presentan mucha movilidad también utilizaremos este tipo de retención para unirlos y repartir las fuerzas de la masticación, evitando que se vuelvan a abrir espacios.

Retenedores Removibles

Los retenedores extraíbles están hechos de plástico o una combinación de plástico y metal. Estos deben ser retirados de la boca al comer, cepillarse los dientes y practicar deportes. La ventaja de este retenedor es que se puede quitar para la limpieza dental y se puede tener la confianza de que si se usan según las indicaciones del ortodoncista los dientes permanecerán siempre rectos. Normalmente, esta retención debe ser usada a tiempo completo durante los primeros 3-6 meses y después solamente por las noches a largo plazo, aun cuando se haya sido dado de alta de la clínica.

¿Por qué se usan los retenedores?

Durante el tratamiento de ortodoncia, los tejidos óseos y elásticos (ligamento periodontal) alrededor de los dientes son manipulados para permitir que los dientes se muevan en sus nuevas posiciones. Cuando se retiran los brackets la boca necesita tiempo para adaptarse a las nuevas posiciones de los dientes y los retenedores permiten que esto suceda de manera ordenada.

¿Qué pasa si no se usan los retenedores?

Hay una posibilidad muy alta de que los dientes se muevan volviendo a su posición original. Los tejidos elásticos alrededor de los dientes tiran de ellos hacia atrás como bandas elásticas. Los retenedores siempre permiten que el cuerpo produzca nuevos huesos y tejidos elásticos en armonía con las nuevas posiciones de los dientes.

¿Permanecerán rectos los dientes para siempre?

Desafortunadamente, a medida que envejecemos, hay una tendencia natural de que los dientes se vayan torciendo con el tiempo, sobre todo los seis dientes frontales inferiores. La única manera de evitar esto es usar retenedores a largo plazo, durante el tiempo que se tienen los dientes perfectamente rectos.

Limpiar los retenedores fijos

Un buen cepillado de los dientes alrededor del retenedor fijo es vital para mantener una limpieza bucal adecuada. Se recomiendan citas regulares con el dentista o higienista sobre todo si hay una tendencia a la aparición de depósitos de sarro alrededor de los dientes.

También es importante limpiar entre los dientes usando el hilo dental con los retenedores fijos. Existen tipos especiales de hilo dental y cepillos para retenedores disponibles para hacerlo. Una vez instalado el retenedor, el ortodoncista mostrará cómo llevar a cabo la limpieza del retenedor fijo.

Cuidado de los retenedores dentales

Es muy frecuente, sobre todo durante la adolescencia, que los retenedores se pierdan, rompan o dañen. Estos hechos pueden resultar frustrantes para los padres, sobre todo, ya que reemplazar los retenedores, ya sean fijos o removibles puede resultar bastante costoso. Después de haber usado aparatos ortopédicos, es muy probable que el ortodoncista encuentre necesario el uso de retenedores de ortodoncia. Los siguientes consejos pueden ayudar en el cuidado de los retenedores:

  • Durante el cepillado de los dientes, cepillar sobre los retenedores removibles también. Enjuagar con agua fría o tibia y volver a colocarlos en la boca.
  • No caer en la manía de dar la vuelta a los retenedores con la lengua. Puede ser un juego muy tentador (sobre todo cuando son nuevos), pero este hábito por lo general termina rompiendo el retenedor.
  • Comprender que el lugar más seguro para los retenedores se encuentra en la boca.

En el momento en qué se extraen de la boca deben seguirse estos consejos: no enrollar los retenedores dentales en una servilleta, toalla o pañuelo de papel, ya que es más que probable que de este modo se tiren a la basura sin querer. No dejar los retenedores en los bolsillos o sueltos por el bolso porque se romperán u olvidarán. Por último, pero no menos importante, no dejar los retenedores apoyados en cualquier lugar, ya que cualquier niño o animal podría cogerlos por llamar su atención, y acabar rompiéndolos.

Recuerda igual seguir las indicaciones de tu odontólogo y mantener una visita constante a control.

 

9. El flúor dental: Qué es y cuándo es necesario

El flúor dental protege nuestros dientes durante toda nuestra vida, pero es en la etapa infantil donde tiene más efecto beneficioso ya que los dientes “de leche” están en pleno proceso de formación.

En el caso de los niños, el flúor se puede ingerir mediante el agua, pues hay fabricantes de agua mineral que añaden gran cantidad de este producto, pero además pueden obtenerlo en pastas dentífricas.

Ya en la edad adulta actúa evitando la aparición de caries de cuello o en las raíces dentarias e incluso eliminando la sensibilidad dental cuando por ejemplo la persona presenta una enfermedad periodontal.

¿Cómo trabaja el fluoruro?

El fluoruro previene contra las caries de dos formas:

  • Se concentra en los huesos y en los dientes en desarrollo de los niños y fortalece el esmalte de los dientes de bebés y adultos antes de que erupciones.
  • Ayuda a endurecer el esmalte de los dientes adultos que ya han erupcionado.

Trabaja en los procesos de desmineralización y remineralización que naturalmente ocurre en la boca.

Beneficios del flúor dental

Actualmente está demostrado que la ingestión de cierta cantidad de flúor, especialmente cuando tiene un carácter continuo desde la primera infancia, confiere una protección considerable tanto a los dientes de leche como a los definitivos contra la caries dental, sin ejercer la menor influencia nociva sobre el aspecto de los dientes ni sobre el periodonto.

El mejor procedimiento para asegurar un consumo adecuado de flúor es la fluoración del agua potable, medida de protección colectiva, de la que se benefician todos los usuarios que utilizan agua de una red central de abastecimiento para beber o cocinar.

La experiencia adquirida hasta la fecha indica que el agua potable fluorada es el mejor vehículo de que se dispone para la fluoración, ya que ningún otro asegura una ingestión de fluoruro óptima y permanente.

El empleo de leche fluorada ofrece menos garantías por las grandes variaciones del consumo y la frecuente intervención de pequeñas lecherías e incluso de granjas, difíciles de vigilar, en la distribución de la leche.

¿Cuál es el problema de consumir flúor en grandes cantidades?

Si bien es cierto que estamos ante un elemento necesario no hay que olvidar que consumir flúor en grandes cantidades nos puede acarrear todo tipo de problemas orales como por ejemplo la fluorosis, que se manifiesta a través de manchas blancas que afectarán gravemente a la estética dental del paciente. De esta forma es recomendable consultar con nuestro especialista para dictaminar la cantidad de flúor que debe ser suministrada por cada paciente, que dependerá de una amplia variedad de factores tales como la edad, genética o características particulares de cada persona.

En resumen, podemos decir que el flúor, utilizado de forma moderada y adaptada a las necesidades de cada uno, es una excelente y eficaz medida de prevención ante la caries dental.

 

10. Una ortodoncia adaptada a tu edad y tus necesidades

Ortodoncia interceptaba

 

Más conocida como ortopedia maxilar, se realiza en niños con dentición temporal (dientes de leche) o dentición mixta (temporal y permanente). Está orientada a corregir alteraciones inicial

es en la mordida, relaciones entre los maxilares, alteraciones en el desarrollo de los huesos de la cara, evitando en muchos casos la necesidad de realizar una cirugía en el maxilar o la mandíbula (cirugía ortognática) que es un procedimiento mucho más complejo. Esta ortodoncia también nos ayuda a controlar hábitos orales.

Ortodoncia correctiva

Se realiza en pacientes jóvenes y adultos, y se realiza para corregir la posición de los dientes, apiñamientos, separaciones entre dientes, mordida irregular; brindando estética y funcionalidad.

Entre los tipos de aparatología de ortodoncia encontraras:

  • Aparatos removibles. El paciente los puede retirar y poner el mismo. Aquí encontramos los aparatos utilizados en la ortodoncia interceptaba, generalmente fabricados en acrílicos y retenedores de metal.
  • También se encuentra la ortodoncia invisible que son unos alineadores transparentes hechos a la medida de cada paciente. Especialmente diseñados para pacientes que demandan estética y no se sienten cómodos con los brackets. Su fabricación se realiza mediante programas 3D que simulan virtualmente los dientes desde el inicio hasta el final del tratamiento.
  • Ortodoncia fija o brackets. Siguen siendo los más utilizados, van cementados directamente en los dientes. Se dispone además de los tradicionales brackets metálicos, cerámicos y en zirconio, estos últimos brindan mayor estética y la misma efectividad.

11. Como prevenir y eliminar la caries

A continuación, les explicaremos en qué consisten y formas de prevenirlas.

Las caries dentales

Las caries dentales son zonas en los dientes dañadas de forma permanente en la superficie causando pequeñas aberturas u orificios en los dientes, estas se producen por la combinación de factores como bacterias en la boca, consumo de bebidas azucaradas y una deficiente limpieza dental.

Aparecen con especial frecuencia en los niños, adolescentes y adultos mayores. Sin embargo, todas las personas que tienen dientes pueden tener caries, incluso los bebés y su tratamiento requiere visita al odontólogo.

Consecuencias de no tratarlas

Dentro de las consecuencias de las caries más comunes se encuentran el dolor o molestias en los dientes, mal aliento o mal sabor, aumento de la sensibilidad en los dientes, cambio en el color de los dientes, aberturas u orificios, abscesos dentales e infecciones, y hasta la ruptura de los mismos.

Los síntomas de las caries varían, según el tamaño y la ubicación. Cuando se comienza a formar una caries, es posible que no tengas ningún síntoma. A medida que la caries aumenta de tamaño, esta puede provocar signos y síntomas como:

  • Dolor de muelas, dolor repentino o dolor que se produce sin causa aparente.
  • Sensibilidad en los dientes.
  • Dolor leve a agudo cuando comes o bebes algo dulce, caliente o frío.
  • Agujeros u hoyos visibles en los dientes.
  • Manchado marrón, negro o blanco en cualquier superficie de un diente.
  • Dolor cuando muerdes.

 

Las caries si no se tratan a tiempo pueden extenderse y afectar capas más internas de los dientes provocando dolor de muela intenso, infecciones y pérdida de los mismos. Las mejores medidas de protección contra las caries dentales son las consultas regulares al odontólogo, los buenos hábitos de cepillado y uso del hilo dental.

Prevención:

El mantenimiento de un adecuado nivel de higiene oral diario es primordial para la prevención y control de las enfermedades causadas por las caries dentales. Para prevenir las caries y mantener una salud bucal de los dientes es importante realizar un abordaje de la caries de forma múltiple, puesto que ésta tiene una causa multifactorial.

El correcto cepillado, uso de seda dental y enjuague bucal hacen parte de las formas de prevención.

La prevención de la caries viene determinada por el uso de flúor. El flúor es un mineral que contribuye a aumentar la dureza de los dientes, se incorpora al esmalte dental y transforma la hidroxiapatita del esmalte en fluorapatita más resistente a la acción de los ácidos. También tiene acción remineralizante sobre primeras lesiones cariosas que hayan aparecido sobre el esmalte, puesto que reacciona con el calcio y forma fosfato cálcico con efecto protector.

La crema dental es el producto de auto aplicación de flúor más generalizado. Las cremas dentales contienen diversos tipos de ingredientes con efectos terapéuticos y la sustancia más habitual es el flúor.

El odontólogo te puede aconsejar para prevenir y ayudar en caso de que se estén presentando indicios de caries, con esto llevar una higiene saludable.

 

12. El ABC de los brackets

Actualmente además de contar con los conocidos brackets metálicos cementados en la cara vestibular de los dientes, están disponibles los brackets de porcelana, zafiro, linguales y autoligado.

Conozcamos cada uno de ellos:

Brackets metálicos

Son los más habituales, están fabricados en acero, resistentes a la oxidación. Una de sus ventajas es que a los jóvenes les gusta la variedad de colores de las ligaduras elásticas que pueden cambiar en cada cita.

Brackets de porcelana

Fueron el primer sistema estético en salir al mercado, de color blanco opaco parecido al color de los dientes, su precio es inferior comparado con los de zafiro, pero de menor resistencia, por eso, la ortodoncia puede tardar más tiempo.

Brackets de zafiro

Son la evolución de la porcelana. Son más resistentes y estéticos. Realmente transparentes, no cambian de color y tienen la misma eficacia que los brackets metálicos.

Brackets linguales

son personalizados para cada paciente, fabricados a la medida, son precisos y eficaces. Es la ortodoncia más costosa y la única realmente invisible a la vista.

Brackets autoligado

Su característica y diferencia es que no emplea ligaduras elásticas ni metálicas. El arco se sostiene gracias a un clip que posee el mismo bracket. Pueden ser metálicos un poco más pequeños que los convencionales y fabricados en oxido de aluminio policristalino, siendo estos la opción más estética en este tipo de tratamiento, no se decoloran ni manchan.

 

13. Tengo coronas y endodoncias ¿puedo iniciar un tratamiento de ortodoncia?

Por supuesto, antes deben ser evaluados esos clínicamente y radiográficamente.

 

La corona es una especie de funda que cubre el diente, y se indica cuando el diente sufrió una caries muy grande o una fractura muy amplia que lo debilitó y es necesario protegerlo. Y podrá renovarla al finalizar el tratamiento de ortodoncia.

 

La endodoncia es un tratamiento donde se retira el nervio de tu diente, cuando ha sido afectado por caries o fractura amplia, se rellenará con un medicamento especial para que el diente se pueda mantener en la boca por más tiempo. Si el tratamiento de conducto está en buen estado claro que sí.

 

14. Duración de la ortodoncia

Para los especialistas es muy difícil determinar el tiempo que dura una persona para corregir su problema de ortodoncia, ya que cada caso es diferente al anterior. Pero, desde Clíniky hemos querido traerte algunos ejemplos de problemas que puedan orientarte a la hora de elegir tratamiento y sobre todo para aclarar el tema de la duración de la ortodoncia.

 

Problema de apiñamiento dental:

Sucede cuando algunas piezas dentales o todas, están amontonadas unas encima de otras. Puede deberse a que la persona no tiene espacio suficiente en la boca o por una mala alineación.

  • El tratamiento recomendado en este caso suele ser brackets ya sean metálicos o estéticos (de cerámica o zafiro). La duración de la ortodoncia es de un tiempo aproximado de 16 meses.

 

Problema de Diastema:

Es un problema de espacio entre los dientes.

  • Los tratamientos que se puede usar para este problema son los brackets metálicos o estéticos, al igual que la ortodoncia lingual o los invisibles. La duración aproximada para corregir el problema es de 12 meses.

 

Problema de mordida abierta:

Se refiere a la imposibilidad del paciente de juntar los dientes de arriba con los de abajo, al morder.

  • En los casos donde se trata el problema desde pequeños o no es muy grave, puede que una ortodoncia de brackets o lingual, lo solucione, pero, en algunas ocasiones el tratamiento incluye una cirugía maxilofacial.

Aplicando cualquier tipo de ortodoncia, el tratamiento, si no implica cirugía, puede ser de un periodo de 16 meses, aunque la ortodoncia lingual puede alargarse más.

 

Problema de mordida cruzada

Es cuando los dientes de la parte superior, sobrepasan los de la parte inferior.

  • Este problema al igual que el anterior, si no se trata desde pequeño, la solución en adultos puede ser la combinación de un tratamiento quirúrgico (llamado SARPE) y un tratamiento de ortodoncia lingual, invisible o de brackets (metálicos o estéticos). Todo el proceso puede tener una duración aproximada de 20 meses o más.

 

Problema de mordida cubierta

Se produce cuando al morder, los dientes de la parte superior, cubren más de la mitad o por completo los dientes inferiores.

  • En el caso de corregir el problema de pequeños, solo implicaría una ortodoncia interceptaba. Pero, si, por lo contrario, el tratamiento se realiza en adultos o adolescentes, la solución es una ortodoncia de brackets (metálicos o estéticos) o invisible (Invisalign). Duración de la ortodoncia: 16 meses aproximadamente.

 

 

Cuando se busca acelerar el tratamiento de brackets, hay que tener en cuenta que los tiempos de tratamiento dependen mucho más del profesional que realiza el tratamiento, de su destreza, habilidad y conocimiento y, sobre todo, de la maloclusión concreta de cada paciente, pues hay tipos de casos «rápidos» y otros «lentos».

 

15. ¿En qué consiste un Set de Diagnóstico de Ortodoncia?

Es un estudio de ortodoncia que consiste es un análisis completo de las estructuras óseas y dentarias de una persona que se va a someter a un tratamiento ortodóncico.

Sea cual sea la aparatología dental que elija el paciente –brackets metálicos, de zafiro, linguales o alineadores transparentes de Invisalign-, es un paso esencial en el proceso.

El estudio de ortodoncia es, por tanto, un paso fundamental y el primero que debe darse antes de colocar el aparato dental que corregirá la posición de las piezas.

De esta manera, se definirá correctamente el punto de partida y será más improbable que surjan imprevistos que retrasen o dificulten el tratamiento.

 

Evaluación del caso

La primera toma de contacto del ortodoncista con el paciente es la observación directa.

Así, el profesional puede determinar posibles problemas o complicaciones bucales valorando ciertos factores.

Entre otros, nos referimos a la oclusión, el encaje entre las piezas dentales superiores e inferiores, la línea media, etc

 

El estudio paso a paso

En casi todas las clínicas dentales el profesional analiza el estado de la cavidad oral del paciente.

Sin embargo, para que sea completo, el estudio de ortodoncia debe seguir una serie de requisitos.

En concreto, debe incluir la toma de impresiones, fotografías (intraorales y extraorales) y radiografías dentales (una lateral de cráneo y otra panorámica).

 

Radiografía lateral de cráneo

También llamadas cefalometrías, las radiografías laterales permiten obtener información para realizar una serie de mediciones del cráneo.

Con estos datos, el ortodoncista puede conocer tanto las distancias como las relaciones entre los diferentes elementos faciales: piezas dentales, estructuras óseas, músculos…

De esta manera, no solo recoge la información acerca de su paciente, sino que también puede comparar los datos con los patrones de normalidad.

Por ejemplo, es posible verificar si la persona tiene una mandíbula excesivamente grande o un maxilar demasiado pequeño (maloclusión clase II o clase III)

Radiografía panorámica

Con el objetivo de analizar en profundidad los elementos anatómicos de los dientes y posibles enfermedades, se realiza una radiografía panorámica u ortopantomografía.

Por un lado, cuando hablamos de la anatomía bucodental entendemos la posición de las raíces, la presencia de muelas del juicio (ya estén o no incluidas) o alguna ausencia dentaria (agenesia dental).

Por otro lado, algunos ejemplos de afecciones orales serían la caries dentales o cualquier proceso infeccioso.

 

Fotografías extraorales

Además de realizar dichas radiografías, el estudio de ortodoncia incluye fotografías de la cara y del exterior de la boca.

Gracias a estas imágenes, el dentista lleva a cabo un análisis sobre la simetría facial, la situación estética de los labios o la repercusión de la posición de los huesos de la cara (el maxilar superior y la mandíbula).

 

Fotografías intraorales

Igualmente, las fotografías intraorales sirven para valorar aspectos como el apiñamiento dentario u otras mal posiciones dentarias, la oclusión -mordida- de la persona y las dimensiones de la encía

  

Toma de impresiones.

La toma de impresiones se utiliza para obtener un molde de los dientes que sirve para establecer el punto de partida inicial de las piezas.

Además, con estos registros, el ortodoncista planifica en qué lugar o posición se va a colocar la aparatología dental.

La toma de moldes puede realizarse mediante la técnica más tradicional, es decir, con alginato.

 

Presentación de caso

La Presentación de Caso

Es la 2da Cita después del Set de Diagnóstico de Ortodoncia

En esa cita se te explica minuciosamente tu Diagnóstico; cómo será tratado tu caso desde el inicio, durante y final del tratamiento, si es necesario realizar extracciones o expandir tu maxilar, que aparatología necesitas, que tipos de brackets son recomendados para tu caso clínico, cual será tu tiempo de tratamiento y el costo total de lo que representa tu Tratamiento

Y se te aclaran todas tus dudas e inquietudes, sobre el Tratamiento de Ortodoncia.

 

 ¿Qué clase de mordida tengo?

Hoy en día, los pacientes que acuden a un centro dental solicitando un tratamiento de ortodoncia para alinear los dientes lo hacen por una cuestión meramente estética. La mayoría de las personas no son conscientes de ello, pero la posición en la que los dientes se encuentran influye muchísimo (o puede deberse por) en el tipo de mordida que tenemos o que desarrollaremos con el tiempo y eso a su vez es lo que más afecta a cualquier desalineación que presenten

 

Las consecuencias de un mal tipo de mordida

Una mala mordida puede ocasionar que se acumulen muchos restos de comida entre los dientes, debido a la mala morfología bucal y la mayor dificultad de acceder a los espacios interdentales. Es posible que se sufran, a causa de esta situación, mayores problemas con las encías, como periodontitis, o que el esmalte se dañe por el roce de los dientes.

Una maloclusión puede derivar en un sin fin de consecuencias negativas para el paciente. Ya sean dolores en la ATM (Articulación Temporo Mandibular), dolores de cabeza, de oído, de cuello, de espalda… En ocasiones ocurre que no somos conscientes de que muchos malestares que notamos en la cabeza y en la parte superior del torso pueden venir provocados por una mala mordida que se ha venido produciendo durante años.

Esto ocurre porque se genera un contacto que no responde a la forma en la que deberían cerrar los dientes, provocando además un desgaste innecesario que puede llevar a la rotura de las piezas dentales.

 

16. Mordida Abierta

 

 

 

 

 

La mordida abierta es una alteración que dificultad el cierre de los dientes anteriores o posteriores. No existe contacto entre los dientes.

Esta anomalía dentaria, tiene solución con tratamiento de ortodoncia.

Se afectada:

La estética se ve afectada, visualmente existe un espacio entre los dientes

No puede cortar con los dientes, ni morder adecuadamente, presentando dificultad para hablar, y como consecuencia crear problemas digestivos por no masticar bien los alimentos.

 

Unas de las causas más comunes son:

Chuparse el dedo o morder objetos

Empujar los dientes con la lengua

Problemas de la articulación temporomandibular (ATM)

Problemas esqueléticos

Tiene solución con tratamiento de ortodoncia.

 

17. Mordida Cruzada

 

 

 

 

 

La mordida cruzada se caracteriza porque uno o varios dientes del arco superior, quedan por detrás de los dientes inferior.

Tener en cuenta que en una mordida normal, los dientes superiores deben quedar por delante de los inferiores.

Esta anomalía dentaria, tiene solución con tratamiento de ortodoncia.

Las consecuencias de no tratarla

Provocará el desgaste de las piezas dentales, si la mordida cruzada es muy severa, puede llegar a producir hasta la pérdida de piezas dentales.

Las causas podrían ser:

Influencias genéticas, respirar por la boca, colocación inadecuada de la lengua, hábito de succionar el pulgar, en bebés, que duerman siempre sobre el mismo lado, entre otras.

Tiene solución con tratamiento de ortodoncia.

 

18. Mordida Bis a Bis

 

 

 

 

 

Se considera que un paciente presenta mordida borde a borde cuando los bordes incisales (bordes finales) de los dientes superiores quedan en contacto con los borde de los dientes inferiores.

Consecuencia más común:

Es el desgaste del esmalte (tejido) del diente del borde final, lo que genera alteraciones en la forma del diente, obteniendo una mala estética; también provoca sensibilidades dentales, al ingerir alimentos calientes, fríos o ácidos que se produce por el mismo al estar en contacto con el tejido del diente desgastado

Por lo general este tipo de oclusiones están relacionados con casos de Mal oclusiones clase III dental o prognatismos mandibulares.

Tiene solución con tratamiento de ortodoncia.

 

19. Overjet Aumentado

 

 

 

 

 

Decimos que una persona tiene traspase horizontal (overjet) cuando la arcada superior se encuentra más adelantada que la inferior. Los pacientes con este tipo de maloclusión no pueden morder de forma correcta, pues sus arcadas presentan una distancia de más de 3 milímetros.

¿Qué puede pasar si presento este problema?

Desgaste y fractura del diente

Problemas periodontales

Dolores articulares.

Caries y enfermedades periodontales

Fractura de coronas (tratamientos realizados)

Tiene solución con tratamiento de ortodoncia.

 

 

20. Mordida Profunda o Overbite Aumentado

 

 

 

 

 

La mordida profunda es el sobre pase vertical (Overbite), de manera que los dientes superiores sobrepasan más de lo normal a los inferiores. La mordida profunda existe cuando los dientes inferior está cubierto por los incisivos (dientes) superiores, ya sea más de un tercio o su totalidad.

¿Qué problema genera?

Apiñamiento, mayor probabilidad de caries, mayor probabilidad de padecer una enfermedad periodontal debido a la dificultad para mantener la higiene, bruxismo (tensión excesiva en la mandíbula), desgaste en los dientes, dificultad para cortar los alimentos, etc.

Tiene solución con tratamiento de ortodoncia.

 

21. Sonrisa Gingival

 

 

 

 

Es exposición masiva de la estética rosada (encías) al momento de sonreír. Expone en demasía las encías, una franja ancha que lo hace antiestético.

Algunas de las causas más frecuentes de este tipo de sonrisa son:

Tener el labio superior muy corto, pudiendo no llegar a cubrir la encía al completo, o labios hipomóviles (que se mueven demasiado).

Contar con un hueso maxilar superior demasiado prominente.

Tener un desgaste excesivo de los dientes superiores y un sobre crecimiento vertical de encías

Analizando su etiología, determinaremos el tratamiento más apropiado para ayudarte

Tiene solución con tratamiento de ortodoncia y/o con otras especialidades.

 

22. Tipos de Maloclusión

 

 

Se entiende por Maloclusión la posición incorrecta de los dientes y el contacto irregular entre el maxilar superior con los del maxilar inferior. Es el principal motivo para recurrir a un tratamiento de Ortodoncia.

  • Maloclusión clase I: Dientes superiores e inferiores apiñados (amontonados) o caninos en labio versión (hacia afuera), linguoversión (hacia adentro). Es lo más común en mal oclusiones de Clase I, los dientes presentan una distancia interproximal menor a lo normal y por lo tanto se ubican unos encima de otros.

Tiene solución con tratamiento de ortodoncia.

 

  • Maloclusión clase II: Incisivos superiores protruidos (Salidos) o espaciados. Este tipo de maloclusión se da, normalmente, por unos malos hábitos orales de niño como es la succión digital. Puede existir un sobredesarrollo de crecimiento del del maxilar superior, o deficiencia del maxilar inferior.

Tiene solución con tratamiento de ortodoncia.

 

  • Maloclusión clase III: Se da cuando uno o más incisivos inferiores ( dientes anteriores de abajo) están cruzados en relación con los superiores. La mordida cruzada anterior esta presente en esta maloclusión. Esto quiere decir que uno o más dientes inferiores están más salidos de lo normal y algunos de los dientes superiores estarían en retrusión (hacia adentro).

Tiene solución con tratamiento de ortodoncia.

 

23. Apiñamiento

 

 

 

 

 

 

 

Es una alteración de la posición de los dientes en las arcadas dentaria.tanto superior como inferior,que se produce por la falta de espacio, bien sea por un maxilar estrecho o por piezas dentales de tamaño mayor al adecuado con respecto a la amplitud del hueso.

Las causas del apiñamiento pueden ser :

Unas arcadas dentarias pequeñas con dientes de tamaño normal.

Unos dientes demasiado grandes en unas arcadas normales.

O una combinación de ambas situaciones.

El tratamiento adecuado para el apiñamiento, es mediante la ortodoncia, ya sea un caso leve, moderado o severo

Tiene solución con tratamiento de ortodoncia

 

24. Diastemas

 

 

 

 

 

 

Los diastemas son los espacios o huecos entre dos dientes. Los diastemas son más frecuentes entre los dos incisivos centrales (entre los conejitos) aunque pueden aparecer huecos entre cualquier par de dientes.

, Tiene solución con tratamiento de ortodoncia

¿Sabías que?

¿Sabías que?

El sistema Damon es un tipo de ortodoncia que se utiliza brackets autoligables.

A diferencia de los brackets convencionales, los brackets autoligables no necesitan de ligaduras metálicas o gomas elásticas circulares, que fijan el arco al bracket.

Los brackets autoligados son una técnica de ortodoncia que utiliza aparatos que tienen una compuerta que atrapa el arco del alambre.

¿sabías que?

Para poder mantener los resultados obtenidos con el tratamiento de ortodoncia, se deberán usar los retenedores o contenciones después de retirar los brackets.

Incluso después del periodo de retención, es normal que los dientes inferiores presenten movimientos. Es por esta razón, se indica el tiempo de contención sea prolongado, de toda la vida.

¿sabías que?

Es necesario hacer algunos cambios en tus hábitos alimenticios. Para que no se te despeguen los bracket, cuídalos de presiones excesivas que lo puedan despegar o quebrar algún aparato. Se puede comer la mayoría del alimento siempre y cuando sean cortados previamente y se recomienda que no comas cosas duras, crujientes u pegajosas, ya que pueden despegar algunos aditamentos

¿sabías que?

Importante tener la técnica de cepillado e instrumentos de limpieza indicados.  De esta manera, eliminarás de manera eficaz los restos de comida y las bacterias que han quedado entre las piezas dentales.

¿sabías que?

Después de cada control, es normal tener ligeras molestias derivadas del ajuste de los aparatos de ortodoncia. Las mismas desaparecerán, transcurridas unas horas y, para aliviarlas, puedes tomar analgésicos prescrito por tu ortodoncista.

¿Sabías que?

No existe límite de edad para iniciar el tratamiento. De hecho, es una tendencia que pacientes adultos recurran a este tratamiento para mejorar su estética y su mordida.

 

Multident San Miguel | Multident San Juan de Lurigancho | Clínica de Ortodoncia y Alta Estética – Los Olivos | Términos y Política de Privacidad

  • Facebook
  • Instagram
  • Email
  • Twitter
  • YouTube
  • LinkedIn
  • Whatsapp

Multident San Juan de Lurigancho
Clínica de Ortodoncia y Alta Estética – Los Olivos
Multident San Miguel
Términos y Política de Privacidad

  • Facebook
  • Instagram
  • Email
  • Twitter
  • YouTube
  • LinkedIn
  • Whatsapp